El dogo argentino llamado también Mastín Argentino es una raza de perro tan impresionante que es muy en boga actualmente. Originario de Córdoba, de gran tamaño y muy robusta, forma parte de los grandes perros. Apareció en el año 1928 que fue desarrollada por el médico Antonio Nores Martinez con el objetivo de crear a un animal que tiene gran capacidad de caza. El dogo argentino puede ser a la vez un perro de caza, un perro de guardia, un perro de rescate, un perro de policía,… pero es también un perro de casa tan afectuoso que se entiende bien con los niños y que establece un vinculo fuerte y duradero con su amo y su familia.

Las características del dogo Argentino.

El dogo Argentino es un gran perro con una altura entre 65 y 72 cm y pesa entre 45 y 55 kg para el macho y entre 60 y 63 cm y pesa entre 40 y 43 kg para la hembra. Tiene un cuerpo musculoso y robusto con un pelaje uniforme, corto, liso, suave y de color blanco con una nariz negra. Tiene una longevidad entre 10 y 12 años. Tiene una fuerza increíble con una rapidez impresionante y un gran velocista. Tan preferido hoy en día porque se trata de un perro afectuoso, fuerte y muy inteligente. Con aquella fuerza, hay que adiestrarle correctamente para evitar cualquier movimiento brusco. Por su inteligente, es apto para un adiestramiento de obediencia.

Los cuidados necesarios para su dogo argentino.

Para que esté siempre de buena salud, unos cuidados son necesarios para el Dogo Argentino. A la semana, hay que cepillar su pelaje para retirar los pelos muertos. Evitar la exposición por largo tiempo de su piel al sol. Cada día, hay que limpiar sus ojos para evitar cualquier tipo de inflamación. Hay que cuidar también sus orejas y sus uñas regularmente. Un baño es necesario cada seis semanas. Llévale al veterinario a menudo para asegurar su salud. Déjale jugar, pasear y cansarse diariamente. Opta por una dieta equilibrada y rica en proteínas.